El mundo

El presidente depuesto tras el golpe de Estado en Bolivia, Evo Morales, señaló que "la nacionalización de recursos es el fondo de este conflicto", el cual derivó en una dictadura militar de derecha que a la fecha suma al menos 30 muertos.

"Algunos no aceptan que los indios gobiernen", agregó Morales.

El expresidente explicó los avances de su adminsitración en la producción de litio y las reservas gasíferas de la nación andina.

 Ver Artículo 

Video Recomendado

 

IRSA, la infraestructura de la devastación