Comunicados

El gobierno de los empresarios –esta vez por merced de los gremios de la industria capitalista- decretó que a partir del 27 de abril los obreros manufactureros y de la construcción deberán abandonar el confinamiento casero obligatorio, exponerse masivamente al contagio del COVID-19 y retornar al confinamiento de los presidios laborales: simple y llanamente para seguir produciendo la plusvalía que se apropia gratuitamente la burguesía en forma de ganancias...

Ver Comunicado

Video Recomendado

 

IRSA, la infraestructura de la devastación